III Estudio internacional Bupa Health Pulse 2012

Bupa, matriz de Sanitas, ha publicado su III estudio Internacional Bupa Health Pulse 2012 en el que han participado más de 14.000 personas de 13 países diferentes (Reino Unido, España, Australia, México, India, EE.UU. Brasil, China, Nueva Zelanda, Egipto, Arabia Saudí, Tailandia y Hong Kong); de los participantes, 1.048 fueron españoles. Las encuestas se realizaron entre el 21 de marzo y el 2 de mayo de 2012, y recientemente se han publicado algunos de los resultados del estudio acerca de las preocupaciones, creencias y conocimientos sobre cuestiones de salud.

Por una parte, la demencia es una de las principales preocupaciones de los españoles frente a la madurez. Los datos muestran el descontento de los españoles con la atención a las personas mayores y su opinión acerca de las necesidades en este campo. El 34 % considera que la atención a los mayores necesita ser mejorada, y únicamente el 21 % aprueba los servicios asistenciales que se ofrecen en el país.

Además, el 88 % cree que uno de los requisitos esenciales para ofrecer mejor atención y una buena calidad en el servicio asistencial, especialmente cuando se trata de enfermedades como la demencia, es contar con un equipo humanomultidisciplinar que posea formación especializada.

De esta forma, en el caso de una persona de edad avanzada, los encuestados piensan que esta no sólo necesita unos cuidados físicos sino también psicológicos y emocionales. Para el 84 % de los mayores de 65 años promover unenvejecimiento activo significa potenciar el bienestar mental de la persona a través de la participación en la sociedad.

Por otra parte, los españoles consideran que la obesidad (24%), el estrés (23%) y el sedentarismo (15%) suponen el principal problema para la salud, incluso por encima del consumo de alcohol (7%) y tabaco (13%), según los datos aportados por este estudio. De hecho, ocho de cada diez españoles afirma haber intentado hacer cambios en sus hábitos en los últimos cinco años con el objetivo de mejorar su estado de salud, sin embargo, sólo la mitad de ellos afirma mantenerlos.

Finalmente, cabe destacar el desconocimiento de los españoles acerca de algunas cuestiones básicas para la salud. Por ejemplo, el 40 % de los encuestados no reconoce el sobrepeso como un factor de riesgo clave para el desarrollo de la diabetes.

Todos estos datos deberían servir para poner en marcha programas informativos acerca de los factores de riesgo para la prevención de algunas enfermedades y para potenciar las necesidades asistenciales de los mayores.

Fuentes:Redacción MédicaGrupo Sanitas Demenciahttp://www.infocop.es/view_article.asp?id=4574&cat=47

http://www.gruposanitas.com/grupo/sanitasExt/articulo/La-obesidad-y-el-sedentarismo-preocupan-mas-a-los-espanoles-que-el-tabaco-y-el-alcohol/SONBRPQMQ

Anuncios
Publicado en envejecimiento activo, investigacion | Etiquetado , , | Deja un comentario

Jubilados sin petanca

Un día se acuestan trabajadores, profesores, enfermeras, empresarias o contables, sin distinción, y al siguiente se levantan jubilados. En España hay 7,9 millones de personas de más de 65 años, según el INE, de las que casi 5,5 millones son pensionistas.

Los empleos, la formación, el nivel económico, las posibilidades de viajar y el acceso a las nuevas tecnologías que han tenido un grupo creciente de las personas que ahora se jubilan, muy distintos de los trabajos o la formación, a veces ninguna, que tuvieron las generaciones anteriores, han propiciado un cambio en el estilo de vida de los mayores cuando dejan de trabajar. Algunos expertos distinguen ya entre “jubilados tradicionales” o pasivos, y “nuevos jubilados”, que quieren seguir siendo una parte activa de la sociedad aunque haya finalizado su etapa laboral.

En la práctica, la tercera edad ha incrementado su participación en actividades de voluntariado, a veces relacionadas incluso con la ocupación profesional previa. Un fenómeno que ha suscitado reticencias entre los que opinan que su labor detrae el empleo juvenil. Con mejor aceptación, sobre todo desde el sector de la hostelería, cada vez son más los mayores que satisfacen su inquietud viajera, incluso en crisis, según datos de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP).

Y su papel como consumidores y sostén de maltrechas economías familiares es indiscutible a pesar de los recortes en sus propios ingresos: las pensiones.

“No me veo haciendo croché”. A punto de jubilarse, una compañera de Antonio Trinidad Requena, sociólogo de la Universidad de Granada, le dijo estas palabras hace pocas semanas. El profesor, autor de “La realidad económica y social de las personas mayores” (2005), recuerda la conversación con su colega para explicar el perfil de “nuevo jubilado” que detectaron en aquel estudio. “Y ha ido en aumento desde entonces”, apunta Trinidad. “La centralidad del trabajo en nuestra sociedad hace que cuando sales del mercado laboral, pareces un excluido. Pero esto está cambiando”, indica el experto. “Ellos [los encuestados] se definían como ‘jubilados laborales, pero no sociales”.

Los sociólogos coinciden en señalar que el colectivo de jubilados es muy heterogéneo y que factores como la edad, el estado de salud, el nivel económico y la trayectoria de vida que hayan tenido van a influir en su estilo de vida.

Lourdes Pérez, socióloga especializada en el estudio de la vejez, distingue seis tipos de mayores. Desde los que disminuyen su actividad y se aíslan, o los “paseantes”, que permanecen el día en la calle “viendo las obras o sentados en un banco para charlar con la gente”, hasta los senior, de “aparición reciente y en aumento, que viajan, conducen, hacen voluntariado. Los que hacen cosas que no son de personas mayores”, explica la investigadora. “El fenómeno en España es muy nuevo, de apenas una década”, señala.

Luis Martín Pindado, presidente de la UDP, es un senior. No solo porque tiene 75 años, sino porque desde que se jubiló ha estado “siempre en la brecha”. “No podía quedarme parado jugando a la petanca o al mus”, dice. En sus tres mandatos de la UDP, para defender los derechos de la tercera edad, pero también impulsar su papel relevante en la sociedad, Martín ha comprobado que “las personas mayores quieren continuar siendo útiles”. “Esto antes no era así porque el bagaje cultural de nuestros padres no era el mismo”, afirma. Pero en los últimos seis años, dice, ha cambiado el estereotipo.

En este sentido, los datos del Instituto Nacional de Estadística reflejan ese incremento del nivel de instrucción de la tercera edad. Los mayores de 65 años con un título universitario (licenciatura o doctorado) superaron por primera vez en España en número a los analfabetos en 2011. Mientras que la cantidad de los primeros no ha dejado de crecer, los segundos son cada vez menos, aunque todavía demasiados en relación con los países del entorno.

Las generaciones de “jóvenes jubilados”, como los define Martín Pindado, no solo se caracterizan por un nivel de instrucción medio-alto, sino que han podido disfrutar de tiempo libre en etapas anteriores y han madurado con el boom de las nuevas tecnologías. Los que hoy tienen 65 años y ya han dejado de trabajar o están a punto de hacerlo, tenían 35 cuando se comercializó el primer videojuego español (La Pulga) en 1983, y 46 cuando se liberalizó el mercado de teléfonos móviles o los cibercafés salpicaban las ciudades vendiendo conexión a Internet en 1994. Así, pese a que la brecha digital intergeneracional todavía es importante, el uso de los ordenadores, Internet o tecnología móvil no ha dejado de aumentar entre los mayores. “Y asimilan las novedades”, apunta la profesora de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid, Lourdes Pérez.

Las mujeres han experimentado un cambio, si cabe, mucho más profundo respecto a las generaciones anteriores. En las últimas cuatro décadas se han incorporado masivamente al mercado de trabajo. A diferencia de sus madres, que alcanzados los 65 eran, o habían sido hasta entonces, amas de casa, ahora se jubilan.

Una vida distinta supone una jubilación distinta de la que se concebía hasta hace unos años. Por eso, el informe Las Personas Mayores en España, elaborado por el Imserso, alerta de que para “las nuevas generaciones de mayores, el ocio actual enfocado a su edad se aleja considerablemente de su estilo de vida”. Los viajes a Benidorm y los clubes para jugar al dominó se han quedado obsoletos para los nuevos jubilados.

¿Y ahora qué? La respuesta a esta pregunta después de tres o cuatro décadas dedicadas a trabajar no es sencilla. El gerontólogo Ricardo Moragas, autor de “Jubilación siglo XXI”, cree que esta cuestión no se medita lo suficiente. Ni personal ni políticamente. “No hemos querido reflexionar sobre esta etapa porque al final de la misma viene la desaparición”, afirma. “Y los políticos han ido a lo fácil”, añade. Pero la esperanza de vida se alarga y tras la jubilación las personas viven de media en España unos 20 años más. “Dos décadas de interrogante”, alerta Moragas, que subraya la necesidad de que haya más orientadores y cursos de preparación para que esa incógnita tenga contestación “y no haya sorpresas”.

¿Están hurtando puestos de trabajo? “No, es solidaridad”, dice un retirado

A falta de asesores y una planificación estricta, los mayores optan por distintas actividades para llenar ese hueco que deja el trabajo. Aquellos que desean romper con su oficio una vez llegado “el merecido descanso”, eligen normalmente actividades de ocio. Pero Martín Pindado alerta: “Si me hubiera pasado los 20 años que llevo jubilado dedicado al ocio, ya me hubiera cansado de mis hobbies”.

Así, el voluntariado, incluso seguir ejerciendo una profesión desde la solidaridad, se alza como una vía cada vez más transitada. Lo ratifica la Plataforma del Voluntariado, que cada vez cuenta más mayores en las ONG.

Más de 100.000, según una encuesta realizada por UDP en abril de 2013, realizan labores educativas o de apoyo a la formación a grupos desfavorecidos (menores con problemas, desempleados o inmigrantes). Una cantidad similar facilita apoyo en domicilios, residencias u hospitales, y otro tanto se reparte entre ayudar a minorías en riesgo de exclusión y gestionar sus propias asociaciones.

El tiempo que los nuevos jubilados destinan al voluntariado, está sosteniendo las actividades de algunas ONG y asociaciones. “Aportamos mucho. En las residencias hay jubilados voluntarios que imparten talleres a otros mayores internos”, ejemplifica Angelina Fernández, que coordina un programa de voluntariado social en la tercera edad.

De forma organizada o no, adscritos a una asociación o de manera informal, hay profesores que se quedan enganchados al aula, enfermeras que siguen cuidando de ancianos o ex directivos y contables que asesoran solidariamente a jóvenes emprendedores. Esta subida de voluntarismo y, en algunos casos, continuismo en sus profesiones de los jubilados, mantiene abierto un debate todavía no resuelto. ¿Quitan, con su labor, puestos de trabajo?

Martín Pindado cree que no. “Es solidaridad. Los compañeros que se encuentran bien quieren ayudar allí donde no llegan las familias, los vecinos o la Administración”, dice. Pero reconoce que le preocupan “los alargamientos obligados en la edad de jubilación porque impiden la incorporación de jóvenes”. “Creo que tendría que haber libertad para jubilarse dentro de unos períodos de tiempo, porque también hay personas en un buen momento profesional a los 65, que no se quieren jubilar”, añade.

La edad de jubilación no solo se ha alargado hasta los 67 años, sino que el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) ha abierto la puerta en la reforma de las pensiones recientemente aprobada a compatibilizar el cobro de la pensión (el 50%) con un trabajo por cuenta ajena. Una medida controvertida en un momento en el que el paro juvenil supera el 57%, según la última Encuesta de Población Activa. Como Martín Pindado, hay sectores que han mostrado sus reticencias a este tipo de políticas al considerar que cierran la puerta a la incorporación de los jóvenes al mercado laboral.

Por otra parte, el apoyo económico y familiar, —cuidando de los nietos, por ejemplo— que prestan los mayores les ha convertido, sin embargo, en el colchón de la crisis. Aumentan los hogares en los que el principal sustento es la pensión del abuelo y el gasto medio anual por persona mayor de 65 años (12.391 euros) en 2011, es más elevado que el gasto medio por individuo de entre 16 y 64 años (10.760 euros).

Pero la familia no es el único destino de sus ingresos que, aunque mermados, son más cuantiosos que las generaciones anteriores. El ocio, principalmente cultural —asistir a espectáculos, pero también seguir formándose a través de cursos y la lectura— y viajar, son pilares de la vida del nuevo jubilado. Cerca de dos millones y medio de personas con más de 65 años (31,1%) planean realizar algún viaje vacacional a lo largo del año 2013. Un 5,5% más que en 2012, según apunta el barómetro de las personas mayores de marzo de 2013 que realiza UDP.

Ni ganchillo, ni dominó, ni mesa camilla y televisión. Y ya tampoco las vacaciones esporádicas en la playa. La sed por hacer cosas de las personas que hoy dejan de trabajar por razón de edad está cambiando el propio concepto de jubilación. Las tres primeras definiciones de la Real Academia de la Lengua contienen las palabras “cese”, “dispensar” y “desechar”, así como “decrepitud” e “inútil”. Una connotación negativa que también se le ha dado desde el ámbito académico a esta etapa de la vida, como reconoce Lourdes Pérez. La actitud activa de los mayores, sin embargo, ha roto los moldes de su estereotipo.

Los jubilados del siglo XXI tendrán muchos retos que afrontar. La política y la investigación también. Tendrán que dar repuesta a las necesidades y las aportaciones de una tercera edad muy distinta a la que define el diccionario. Como dice el informe Un perfil de las personas mayores en España (2012), realizado por CSIC, “las generaciones jóvenes actuales son las más formadas de la historia. En el futuro, las cohortes que alcancen la vejez serán más instruidas y tendrán más recursos para afrontar situaciones nuevas problemáticas”.

Fuente:http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/05/02/actualidad/1367517121_361933.html

Publicado en envejecimiento activo, politicas sociales sobre mayores, Union de pensionistas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Apuntarse a nuevas actividades: una forma de prevenir el Alzheimer

‘Úsalo o piérdelo’, una máxima que también podría aplicarse al cerebro, concretamente para protegerlo del Alzheimer. Según un estudiorealizado con ratones, mantener una estimulación cognitiva prolongada y exponerse a nuevas actividades puede ayudar a retrasar esta enfermedad neurodegenerativa, que en España afecta a unas 700.000 personas, aproximadamente.

Estudios anteriores ya apuntaban que el ejercicio, la mente activa y las relaciones sociales retrasaban la aparición de demencia en enfermos de Alzheimer. Esta investigación, a diferencia de los anteriores trabajos, que eran epidemiológicos, proporciona evidencia científica preclínica (en ratones) que corrobora esta idea.

A pesar de esta novedad, remarca Jacques Selmés, médico y secretario de la Fundación Alzheimer España (FAE), “el gran problema de la investigación con modelos animales es que la enfermedad se manifiesta únicamente en humanos”. Por eso, lo que hacen es inducir la enfermedad en estos animales.

Un equipo de expertos del Centro de Enfermedades Neurológicas del departamento de Neurología del Hospital Brigham y de Mujeres (EEUU) analizó cómo influía el medio ambiente en un modelo de ratón salvaje que, al parecer, es “más parecido al humano en cuanto al desarrollo delAlzheimer“.

Al inicio del ensayo, los roedores vivían en jaulas en un laboratorio sólo con comida y agua. Se les fue introduciendo múltiples objetos nuevos y ruedas para correr. Los investigadores observaron que esta continua exposición a situaciones diferentes incrementaba la liberación de noradrenalina (un neurotransmisor implicado en el control de funciones como la atención y la excitación) y aumentaba la actividad en el locus coeruleus (una región cerebral involucrada en la respuesta al pánico y al estrés). En definitiva, se intensificaban los niveles de excitación, el ritmo cardiaco y la presión arterial.

Como explica Dennis Selkoe, uno de los autores del ensayo, publicado en la ‘Neuron’, la exposición prolongada a este tipo de ambientes, cargados de elementos innovadores, activa emociones relacionadas con una proteína denominada beta amiloide.

El Alzheimer se produce cuando dicha proteína se acumula y forma lo que se conoce como ‘placas seniles’ en el cerebro. Esta acumulación puede bloquear las células nerviosas cerebrales y poco a poco llevar a una erosión de los procesos mentales, como la memoria, la atención y la capacidad de aprender, comprender y procesar la información.  Al parecer, las emociones que causan estos ambientes activandeterminados receptores cerebrales que ayudan a que la beta amiloide no se acumule y, además, mejora la comunicación entre las células nerviosas. “Esta relación entre la estimulación y los receptores adrenérgicos” es muy interesante, comenta el doctor Selmés.

“Estos resultados, reza el estudio, se confirmaron tanto en los ratones jóvenes como los de mediana edad, lo que significa que la enfermedad se puede retrasar antes de que aparezca. Y un dato más: Selkoe y su equipo comprobaron que las actividades nuevas protegían más contra el Alzheimer que incluso el ejercicio aeróbico. En investigaciones previas ya se había demostrado que mantenerse físicamente activo es útil para frenar el avance del Alzheimer.

Este trabajo, concluye Selkoe, “proporciona un mecanismo molecular sobre por qué la aparición del Alzheimer se puede retrasar en las personas con experiencias cognitivas más ricas y complejas”.

Fuente : http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/03/08/neurociencia/1362768427.html

Publicado en envejecimiento activo, investigacion, ocio terapeutico | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Diagnosticar el Alzheimer “online”

El inicio temprano de la enfermedad de Alzheimer podría ser detectado mediante un examen en línea simple, de acuerdo con científicos del Instituto del Cerebro de Queensland (QBI) de la Universidad de Queensland (UQ).

La Dra Lizzie Coulson  dijo que su equipo de investigación en QBI había identificado como la enfermedad de Alzheimer afecta el cerebro anterior basal colinérgico en la realización de tareas de navegación. “Una de las zonas que se sabe degeneran en la enfermedad de Alzheimer es una región conocida como el prosencéfalo basal colinérgico, implicada en la memoria y la atención”.

Recordar tareas de navegación online estaría  basado en gran medida en las neuronas colinérgicas, que son conocidos por deteriorarse  en pacientes con Alzheimer. “Al preguntar a los pacientes sobre estas tareas de navegación, los médicos pueden ser capaces de detectar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer mucho antes y más barato que las pruebas de resonancia magnética”, dijo.

“Tenemos la visión de esta prueba también podría ayudar a identificar a los pacientes que podrían beneficiarse de la administración precoz de tratamientos de la enfermedad de Alzheimer actual”.  El diagnóstico precoz es crítico  en la enfermedad de Alzheimer para mejorar la función de las neuronas colinérgicas cuando las células eran todavía sana.

La Dra. Coulson, en colaboración con un equipo de la República Checa ha pedido a los voluntarios navegar un escenario sencillo en una pantalla táctil monitor de la computadora. Algunos  tienen también una resonancia magnética del cerebro.

La herramienta de diagnóstico podría ser ampliamente utilizada en el 2015. Los pacientes realizan la prueba en línea en una clínica de memoria, pero el examen podría algún día llevar a cabo en su ordenador personal,  dice Coulson.

La enfermedad de Alzheimer,  actualmente se diagnostica mediante una serie de pruebas cognitivas, así como imágenes de resonancia magnética (MRI), que pueden localizar las regiones de degeneración cerebral, un síntoma de la enfermedad.

Fuente:http://www.medicalpress.es/alzheimer-se-puede-diagnosticar-en-linea

Publicado en investigacion | Etiquetado , , | 1 Comentario

Nuevos paradigmas en atención al adulto mayor : el jubilar

 

 

¿Que es un JUBILAR?

Un JUBILAR es una comunidad autogestionada de mayores que viven en un entorno diseñado por ellos mismos

 Un conjunto de personas cuyo objetivo es envejecer bien, con autonomía y dignidad, y que entienden que el mejor entorno es una buena vecindad,  forman una comunidad, un grupo capaz de apoyarse mutuamente y dar seguridad, abordando colectivamente sus iniciativas vitales o resolviendo eficazmente sus conflictos.

La formación de esa comunidad se estructura  mediante un método que consta de sucesivas dinámicas de grupo que buscan capacitarla para atravesar las distintas fases (expansión y fortalecimiento del grupo, diseño del complejo, organización y normas de funcionamiento, mudanza y gestión de la vida cotidiana…), siempre mediante procedimientos participativos

 

Este tipo de comunidades suele agrupar entre 15 y 30 viviendas privadas en torno a un edificio o planta de zonas comunes para uso comunitario. Legalmente se estructuran como Cooperativas de cesión de uso o de derecho de superficie
En un Jubilar cada vecino tiene tanta privacidad como quiera, y tanta vida comunitaria como quiera. La libertad personal para elegir la actividad de cada momento es irrenunciable cuando el objetivo es potenciar la autonomía personal. Las sensaciones podrían resumirse así:

Estoy en mi vivienda particular, en mi casa, con mis cosas, igual que antes de mudarme al Jubilar… sólo que simplemente mirando por una ventana puedo comprobar si mis vecinos están reunidos en la “casa común” tomando algo o charlando, y unirme a ellos si me apetece. Así, además de mi casa, tengo a mi disposición una gran cocina común, con su comedor, donde nos juntamos regularmente algunos vecinos a preparar nuestra comida y degustarla, o donde invitamos a nuestros amigos y familias; también tengo un salón para actividades y otras estancias que hemos decidido construir para disfrute de todos.

Así que ahora vivo con unos vecinos que he elegido; a unos los conocía de antes y a otros los he conocido durante el proceso, y por cierto muy bien, gracias a los distintos talleres que hicimos para construir primero nuestra comunidad y después nuestro complejo de viviendas. Si en algún momento me sobreviene una situación de vulnerabilidad, sé que estoy acompañado, que mis vecinos me conocen y se preocupan por mí

El jubilar permite además acceder de manera más sencilla a la asistencia domiciliaria sociosanitaria que en cada momento se necesite hasta cualquier nivel de dependencia, para que las personas que se mudan a estas viviendas ya no tengan que hacerlo más, cumpliéndose así con la aspiración internacionalmente aceptada de que los mayores puedan “envejecer bien, incluidos en su comunidad, recibiendo hasta el final las ayudas necesarias para vivir con dignidad”.

 

 

Download
Dossier: Me hago un Jubilar
Me hago un jubilar.pdf
Documento Adobe Acrobat [2.5 MB]
Fuente: http://www.jubilares.es/qu%C3%A9-es-un-jubilar/
Publicado en actividades, envejecimiento activo, politicas sociales sobre mayores, Union de pensionistas | Deja un comentario

Clausura oficial del año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional

Organizado por el IMSERSO el próximo 21 de noviembre en Zaragoza

En el acto también se presentará el libro “100 Ideas sobre Empresa y Envejecimiento Activo”, editado por la Fundación Empresa y Sociedad.

Se trata de una obra que recoge ideas de 150 invitados que nos han propuesto argumentos para que las empresas aumenten su actividad relacionada con una de las grandes tendencias sociales.

Más información:

http://www.empresaysociedad.org/noticias-y-opinion/News/show/clausura-del-ano-europeo-del-envejecimiento-67

Fuente: http://unate.org/actualidad/clausura-oficial-europeo-envejecimiento-activo-solidaridad-intergeneracional/162

Publicado en envejecimiento activo, politicas sociales sobre mayores | Deja un comentario

Proyecto CRISOL de empleo

Proyecto piloto orientado a autónomos y emprendedores mayores de 55 años

El Ayuntamiento de Talavera de la Reina, a través del OAL IPETA, junto con la UNIÓN DE ASOCIACIONES DE TRABAJADORES AUTÓNOMOS Y EMPRENDEDORES (UTAE), va a poner en marcha en Talavera de la Reina el Proyecto CRISOL, que se enmarca en el Programa AVANZA 2, Ciudadanía Digital, cofinanciado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Se trata de un proyecto piloto orientado a facilitar a autónomos y emprendedores mayores de 55 años una “forja” para crear juntos nuevas oportunidades de negocio y empleo.

Para ello, se va  a ofrecer a estas personas una opción innovadora de apoyo al autoempleo basada en el asociacionismo, dándole unas pautas de actuación para que los distintos empresarios, autónomos y emprendedores logren asociarse y creen empresas conjuntas con éxito, al aportar cada uno su experiencia y formación en una parcela específica.

En definitiva, para alcanzar este fin, el objetivo del Proyecto CRISOL es probar, validar y establecer un modelo de soporte para la creación de empleo del colectivo de personas mayores de 55 años, mediante un proceso asistido  de diagnóstico, agrupación con otros participantes en torno a competencias, intereses y posibilidades de mercado para la generación de iniciativas de negocio cooperativo y generación de empleo mediante la venta de productos  y servicios derivados de las iniciativas de negocio cooperativo.

El Proyecto CRISOL va dirigido, preferentemente, a autónomos y emprendedores mayores de 55 años. Sin embargo, toda vez que CRISOL se ha adherido al Año Europeo para el Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, se ha extendido la admisión de participantes al resto de rangos de edades.

BENEFICIOS QUE APORTA CRISOL A LOS PARTICIPANTES

CRISOL ofrece a autónomos y emprendedores:

• Diagnóstico: análisis personalizado de posibilidades de la iniciativa empresarial y orientación para el agrupamiento. Para este análisis el/la interesado/a, tras completar la inscripción en CRISOL recibe vía email un diagnostico en el que se le indican sus potencialidades de acuerdo con su perfil e intereses. A este diagnostico se accede también desde la pestaña “Mi Crisol”, con clave de acceso que se le remite por email.
• Practicum: acompañamiento para el aprendizaje en tecnologías de la información (certificación digital, redes sociales y cómo generar nuevas ideas de negocio)
• Foros, en red social Linkedin para la incubación del agrupamiento empresarial
• Recursos: Blogs con información de interés para agrupaciones de empresas en materia fiscal, jurídico, laboral, marketing y financiación e ideas y oportunidades de negocio en diversos sectores (servicios para la construcción, comunicación, educación, servicios a la comunidad y tecnologías de la información)
• Catálogo de servicios y productos de agrupaciones empresariales incubadas en CRISOL, con enlace a sus blogs, tienda on line y red social de comunicación con sus clientes, proveedores y amigos … en Facebook
No hay ningún coste para los participantes. El coste de esta participación está subvencionado en parte por el MINETUR a través del PROGRAMA AVANZA 2 Ciudadanía Digital

Fuente: http://crisolempleo.es

http://ipeta.talavera.org/index2.cfm?codigo=0301&idnoticia=11263

Publicado en envejecimiento activo | Etiquetado , , , | Deja un comentario