El médico en casa a través de internet

Los tratamientos por Internet suelen funcionar haciendo recomendaciones específicas basadas en las informaciones que los usuarios suministran. Éstos trabajan así siguiendo una serie de módulos educativos y de ejercicios adaptados a sus necesidades.

En todo momento, los usuarios pueden además visitar un foro de ayuda o acceder a vídeos explicativos para comprender su enfermedad, así como contactar por e-mail e incluso por teléfono con médicos o psicólogos.

El nivel de implicación médica varía evidentemente dependiendo de cada caso. La intervención humana encarece los tratamientos y, por tanto, reduce la cantidad de personas que se incorporan a ellos.

Aún así, la gran aceptación de estos programas ha llamado incluso la atención a gobiernos y compañías de seguros de salud, que comienzan a darse cuenta de que este sistema constituye una buena fórmula de aproximación a la salud pública, a un coste efectivo. Hace dos años, por ejemplo, el National Institute for Health and Clinical Excellence del Reino Unido lanzó por Internet el programa FearFighter, destinado a tratar el pánico y las fobias; y el Beating the Blues, que es una terapia cognitiva conductual informatizada destinada al tratamiento de la depresión y de la ansiedad.

Las pruebas previas a su aprobación descubrieron que este último sistema ayudó significativamente a los pacientes a paliar su depresión, incluso en el caso de aquéllos que no se estaban medicando.

En líneas generales, numerosos problemas de salud mental pueden tratarse vía Internet con un soporte médico mínimo, explican los promotores de estos métodos. Dos estudios realizados por la Unidad de e-Terapias de la Swinburne University, realizados con 86 participantes que sufrían de síntomas de pánico y que fueron tratados bien cara a cara bien con un programa informático on-line (en el que tenían contacto con un terapeuta vía e-mail), demostraron que ambos métodos resultaron ser igual de efectivos para los pacientes.

Según los especialistas, la e-salud funciona y tiene un gran futuro. De hecho, llegará a ser muy común dentro de 10 ó 15 años, y rivalizará con las grandes farmacéuticas dentro de 50.

En nuestro país esta implantación parece ir más lenta. Como referencias a este tema sólo hemos encontrado un artículo publicado en 2007 por el Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos de la Universidad de Valencia. En él se hablaba de dos programas de autoayuda usando Internet, “HÁBLAME” y “SIN MIEDO”, cuya finalidad era ofrecer una cura eficaz para fobias específicas. Ambos programas estaban pensados para que los pacientes pudieran auto-aplicarse el tratamiento, paso a paso.

Como e-salud, además de los tratamientos por Internet se entiende también cualquier otro servicio que esté apoyado en las nuevas tecnologías, como los historiales médicos electrónicos, la telemedicina, la difusión de información o los equipos virtuales de cuidados sanitarios.

Fuente:http://www.tendencias21.net/Llega-el-medico-a-casa,-a-traves-de-Internet_a2787.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en investigacion, soporte intergeneracional, TIC/internet/ móviles y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s