Viudez femenina: un desafío en la vejez

Este título hace referencia a los procesos que se dan en la viudez a edades avanzadas.

La viudez es una situación de vida atravesada por cuestiones sociales, psicológicas y culturales.

Con relación a esto podemos citar ejemplos tan diferentes como el suicidio de las viudas en India o en la cultura de los Incas.

Queremos subrayar que cada vínculo es único y que en los casos de largos matrimonios  es interesante pensar sobre¿qué es lo duela la mujer que ha estado en pareja 30, 40 o hasta más de 50 años?

Suele identificarse equivocadamente a la vejez como etapa de múltiples perdidas, las perdidas existen  pero el perder puede también significar crecer asumiendo pérdidas y ganancias.

“Es toda una vida” solemos escuchar y es cierto.

Entonces a las pérdidas que se han ido acumulando la viudez  en particular suma aspectos:

.se duela la vida en común

. se duela la historia del vínculo

. se duela la pérdida del otro como sostén

. se duela un compañero sexual

.se duela la propia muerte en la del otro

Es decir en el duelo por el cónyuge se hace también un duelo por otras cuestiones: básicamente la viuda añosa hace el duelo por todo lo que de sí misma ha perdido con la muerte de su marido. Más quizás que en otras etapas.

El riesgo es que se instale un duelo interminable. ¿ Se puede substituír lo perdido? ¿Cómo?

En primer lugar, tratando de superar el miedo a la soledad que es la problemática más común en esta etapa de la vida a través de nuevas formas de relación con la familia, amigos, vecinos, festejos familiares, aniversarios, etc..

Luego, cuidando  el posible deterioro de la salud: insomnio, fatiga, cefaleas o enfermedades fatales.

Además, reorganizamdo temas cotidianos como manejo del dinero, mudanzas.

Una propuesta:

Formar grupos de ayuda coordinados por un psicólogo en base a un número de 4 a 10 señoras, una vez por semana, 90 minutos con recursos y técnicas terapéuticas tales como:

  • dramatizaciones,
  • elaboración de un diario,
  • diálogo con una foto,
  • hora del recuerdo diaria, etc..,

Se trabajan rutinas, miedos, creencias sobre la muerte, historia de vida, cambios cotidianos, nuevos retos (tecnologías, aprendizajes, actividad)

Resumen:

La pérdida del compañero impone desorden en la realidad, menoscaba el sentido de la vida y amenaza la identidad. La consecuencia irreversible es el denominado por algunos “síndrome del corazón roto” por el cuál la muerte del cónyuge precipita la propia.

Se tiende a subestimar la fuerza de esa pérdida y suponer que una mujer sana “debe y puede” superar el duelo y no es así. A veces las redes sociales familiares que son básicas no alcanzan, es necesario buscar apoyo terapéutico y grupal para “cambiar la tristeza” es decir solo intentar que el dolor no sea tan intenso que ponga en peligro la propia vida.

La herida cicatrizará pero la marca nunca se borrará, aprender a convivir con ello es la forma de superarlo.

Raquel Ferrari

rferrari.wordpress.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en pérdidas y duelos, soporte intergeneracional. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Viudez femenina: un desafío en la vejez

  1. Estimados: me parece muy buena la nota, si bien se considera a la vejez como una etapa de pérdidas, el trabajo de los profesionales es habilitar nuevos apoyos simbólicos. Con el propósito evitar que la persona sucumba ante una perdida (en este caso el cónyuge). Los invito a leer este artículo sobre el tema:

    http://bit.ly/IIOeu

  2. rosamaria dijo:

    Mi mamá tiene 80 anos y quedó viuda despues de 58 anos de matrimonio. Vive sola, no quiere vivir con mas nadie y tengo la sensación de que esta inmersa en un círculo de dolor-rabia-miedo al que no tenemos acceso ninguno de sus hijos. Alguna recomendación?

    • irsi dijo:

      Dolor-rabia-miedo son emociones muy dispares, es probable que se turnen dolor y rabia por lo perdido y miedo por lo que vendrá. Sobre qué hacer, simplemente respetar sus tiempos, acompañarla para que pueda encontrar su equilibrio en la nueva realidad. El rol de los hijos puede ser el de sostén y contención desde el respeto. Es una situación instransferible, pero ayuda el callar para dejarla que sea ella la que exprese lo que necesita y evitar el : “mamá haz esto o aquello”.
      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s